Los OKR´s Como Pilar Fundamental Del Éxito Organizacional

Compartir

OKR puede significar poco para muchos, pero cuando hablamos de Objetivos y Resultados claves se torna interesante y atrayente para todos. Y la razón es que todos, en mayor o menor grado, estamos constantemente fijándonos objetivos y esperando los resultados con mucha expectativa. Las organizaciones a todo nivel requieren de la fijación de objetivos para establecer con claridad el curso que deben seguir sus acciones. Los OKR´s constituyen una metodología efectiva para alcanzar los objetivos propuestos de forma óptima en cuanto a tiempo y alcance.

El término OKR es asociado la mayoría de las ocasiones con Google. Y es por el hecho de que en 1999 asumió la metodología OKR de la mano de John Doerr y Andy Grove, sus creadores. Los fundadores de Google, Page y Brin se embarcaron en esa aventura aún con dudas, pero apostaron a su éxito y los resultados confirman que tomaron la decisión correcta.

¿Qué son los OKR´s?

Las siglas OKR corresponden a las palabras Objectives and Key Results. Identifican a una metodología enfocada en la definición clara de objetivos vinculados de forma directa con los resultados medibles que se desean obtener.

 

Peter Drucker, pionero de la teoría de gestión afirmaba: “Si no lo puedes medir, no lo puedes mejorar” y con toda la razón. El establecimiento de objetivos asociados a resultados medibles y tangibles permite la evaluación consciente de objetivos y acciones en el corto plazo.

¿Cómo funcionan los OKR´s?

El punto inicial es la definición de Objetivos y Resultados claves y para esto es necesario tener la claridad absoluta acerca de qué significan ambos términos.

Los objetivos son aquello que queremos lograr. Responden a la pregunta: ¿a dónde queremos llegar?

Deben ser:

 

  • Significativos para la organización
  • Concretos
  • Orientados a la acción
  • Aspiracionales o, en otras palabras, desafiantes. Que inspiran a desarrollar el máximo potencial a la hora de lograrlos.

 

Luratek-Pixabay

Unos objetivos formulados de la manera correcta se convierten en el motor para comprometer a todo el personal en su logro. Facilitan la formación de equipos y el establecimiento de las acciones a emprender.

Por esta razón, los objetivos deben ser públicos de manera de que todos estén conscientes e informados de lo que se espera de su labor. Además, mantener la transparencia es vital a la hora de lograr el compromiso de todos los involucrados.

Es muy importante resaltar que los objetivos no deben ser establecidos sólo por los líderes de la organización. De hecho, sólo el 40% debe quedar en manos de los superiores. El resto debe ser definido por el equipo para garantizar la participación general y la integración a la hora de trabajar por su alcance.

Por su parte, los Resultados claves constituyen los hechos cuantificables que nos permiten determinar si estamos en el camino correcto para alcanzar nuestros objetivos. Nos ofrecen la respuesta acerca de sí nos estamos moviendo en la dirección correcta. 

Se definen como metas menores formuladas para el logro del objetivo principal. Son perfectamente medibles y nos ofrecen datos concretos para los ajustes necesarios.

Un resultado clave debe ser formulado de forma ambiciosa. De nada vale establecer metas que sean sencillas de lograr porque no se estará trabajando en pos del logro en base a nuestro máximo potencial.

 

Cada objetivo lleva consigo sus resultados claves asociados y cada resultado, las iniciativas o acciones formuladas para su alcance.

Google posee un sistema de medición de OKR´s donde califica a los resultados claves con una puntuación entre 0 y 1. Consideran que el puntaje óptimo se encuentra entre 0.6 y 0.7 a la hora de medir el alcance de un resultado y su incidencia en el logro del objetivo. Un resultado muy cercano a 1 revelaría que los objetivos y sus resultados no eran tan ambiciosos como se esperaba y deben ser reformulados.

En términos de tiempo, los objetivos organizacionales se formulan anualmente, pero los resultados claves de forma trimestral para permitir su seguimiento y revisión constante. En la misma línea, cada departamento o equipo de trabajo puede formular sus propios objetivos y resultados claves trimestralmente de manera de optimizar los períodos de revisión y ajustes necesarios.

Matteo Vistocco - Unsplash

Ventajas de la metodología OKR

El establecimiento de la metodología OKR dentro de una organización trae consigo una gran cantidad de ventajas. Entre las más importantes podemos destacar:

  • Fortalece la estructura organizativa. El trabajo conjunto de líderes y empleados en el establecimiento de objetivos afianza los lazos de unión ya existentes y crea nuevos nexos. Exige una mayor coordinación entre equipos de trabajo y la alineación de los esfuerzos individuales hacia el logro común.
  • Facilita la integración de cada miembro con la organización.
    La identificación de resultados medibles y cómo contribuye cada uno a su alcance permite a los distintos actores visualizar el valor de su aporte al objetivo general. De esta manera, aumenta su compromiso con el logro.
  • Es una fuente generosa de datos que contribuye con la mejora de los procesos actuales de manera de afinar los pasos hacia el alcance de los objetivos fijados.
  • Contribuye a fortalecer la cultura organizacional y optimizar la labor de cada uno de los colaboradores.

Empresas Ágiles y los OKR´s

Uno de los aspectos más fascinantes de los OKR´s es su increíble aporte a todas las organizaciones cuya filosofía se centra en la metodología Agile. Hypernova Labs está consciente de su inmenso potencial y por eso comparte plenamente sus beneficios como herramienta para el logro de sus objetivos día a día.

La metodología Agile comprende un conjunto de valores y principios orientados a prestar servicio al cliente de manera continua. Sus beneficios se centran en:

  • el valor que se ofrece al cliente por medio de la revisión y el trabajo continuo,
  • la conformación de equipos de trabajo comprometidos con el cliente
  • la habilidad para responder y adaptarse al cambio
  • La rapidez de respuesta ante las necesidades del cliente.

Las leyes ágiles se centran en trabajar con empeño para el cliente, conformar equipos que se retroalimentan constantemente y tejer redes de colaboración internas.

En este contexto, los OKR´s se convierten en una herramienta que se alinea perfectamente con las leyes ágiles facilitando la retroalimentación necesaria, la autonomía de cada equipo de trabajo y un liderazgo efectivo orientado a la satisfacción del cliente.

Una organización comprometida con la definición y el logro de sus objetivos de forma consciente ha dado el primer paso para el alcance del éxito organizacional. Si además está en sintonía con la pasión por el servicio al cliente, el feedback y la rapidez lleva todas las de ganar consigo. Hypernova Labs ha construido su cultura organizacional sobre la metodología Agile y mira hacia el futuro con objetivos claros, definidos para desarrollar las soluciones que el cliente requiera en tiempo óptimo. No espere más. Descubra con nosotros la tranquilidad de ver sus requerimientos convertirse en realidad en un abrir y cerrar de ojos.

Más para Explorar

un equipo de profesionales hace que cualquier proyecto sea más fácil y divertido

¡también puedes formar parte de nuestro equipo!

Schedule time with me